Descanso

Claves para que evitar que tu perro pase frío

Como cualquier otro animal, está más que demostrado que los perros pasan frío en caso de bajas temperaturas. En estos momentos que hay una ola de frío en toda la Península, todos habremos notado que a nuestras mascotas les encanta acurrucarse en su cama y, si es con una manta por encima, mucho mejor. También los que tienen sus perros en el jardín observarán que pasan más tiempo del habitual en su caseta, donde su propia respiración y calor corporal, les ayuda a crear un microclima “ideal” para soportar las bajas temperaturas.

Especialmente, los peludos más frioleros son los perros de razas pequeñas y si a esta circunstancia, se suma que tengan el pelo corto pues la forma de tiritar marca su estado. Por todo esto, os damos los siguientes consejos para hacerle el invierno más llevadero a vuestra mascota:

  1. Evita paseos largos a horas sin sol. El tiempo de paseo debe acortarse en época de frío y, si fuera posible, es recomendable hacerlo con el sol fuera. Es bueno ir por el sol. Vuestro perro lo agradecerá porque aparte del calor, la luz solar le aporta vitamina D, algo que es muy bueno para sus huesos y también para reforzar sus defensas.
  2. Alimentación extra. Al igual que en los humanos, la alimentación es fuente de producción de calorías, tan necesarias para combatir las bajas temperaturas. En días de mucho frío aumenta la ración de alimento a tu fiel compañero. No escatimes en precio, y dale a tu mascota un pienso de calidad, con una composición que le aporte todos los nutrientes necesarios para estar alimentado y, por ende, sano. Él haría lo mismo por ti. Además, una buena fórmula de complementar adicionalmente su ración de pienso es incorporando aceite de salmón o algún otro complemento alimenticio con alto contenido proteico.
  3. Acondiciona un lugar cálido para él. Es fundamental que nuestra mascota tenga su propio espacio, ya sea dentro o fuera de la casa. Si es dentro, coloca una cama para él, preferiblemente de un tejido cálido y, como complemento, tápale con una manta por encima cuando esté descansando. Para los que preferís que el perro duerma en el jardín, nada mejor que tenga una buena caseta, adaptada a su tamaño y acondicionada en su interior con algún tipo de colchón o manta, para que tenga un lugar cálido y confortable.
  4. Viste a tu perro. Actualmente, hay una gran oferta de ropa para perros de todos los tamaños y razas. Cuando esté dentro de casa, si esta es cálida, no será necesario, pero sí lo será cuando lo saquemos a la calle de paseo con bajas temperaturas, o el perro se encuentre en el exterior.

 Como en todo en la vida, hay que ser positivos y disfrutar de cada momento, y recomendamos ver el frío como una oportunidad para quedarnos más en casa y disfrutar, más que nunca, de la compañía de nuestro fiel amigo. Tu perro también lo agradecerá infinitamente.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.